中文 | BIG5 | Español | Français | Deutsch | Русский | 日本語 | 한국어 | English
Beijing Time:  
 
Zhang Yulian cree en el Falun Gong, velando al difunto para resucitarlo
2011-07-13  Origen: Kaiwind  Autor: Yi Lin    

Zhang Yulian, femenino, nacida en 1938, vive en la Calle del Este de Shenliao, distrito de Tiexi, ciudad de Shenyang, provincia de Liaoning, jubilada de la original Fábrica de Tractores Pequeños de la ciudad de Shenyang. Su esposo Xu Xixian, nació en 1935. Eran una famosa pareja emjemplar en la comunidad. La relación entre los dos fue muy armoniosa y afectuosa. Tienen un par de hijos muy comprensivos y respetuosos.

En 1995, ya retirada muchos años, Zhang Yulian llevaba una vida ociosa, siempre se sentía cansada y agotada. Para fortalecer la salud y vivir más tiempo, bajo la intensiva recomendación de vecinos, empezó a practicar el Falun Gong.

Todos los días iba con sus vecinos a la plaza a practicarlo. Pasado un tiempo, Zhang Yulian se sentía mejor, no desanimada como antes. Se sentió contenta, creyendo que había encontrado una buena manera de hacer ejercicios. Una vez, después de participar en el funeral de un amigo, la idea simple de fortalecer la salud de Zhang Yulian se convirtió en un deseo de perseguir la protección del Falun Gong. En ese momento, un vecino le dijo que la práctica del Falun Gong tenía muchos beneficios, si hacía una buena persona y creía seriamente en el Falun Gong, podría lograr potencia y protección del Falun Gong para prolongar la vida, e incluso ascender al cielo para llevar una mejor vida.

Después de practicarlo, se sentía muy relajada y estaba muy imbuida de un alto espíritu durante un tiempo. Su esposo Xu Xixian era valetudinario desde niño, además, sufrió hiperlipemia y hígado graso. Por eso, Zhang Yulian no perdió la oportunidad de ostentar los beneficios del Falun Gong a su esposo, y exageró los efetos curativos tomando su propia experiencia como ejemplo. Desde entonces, no sólo fueron el matrimonio enamorado, sino también los compañeros íntimos de la práctica.

Para elevar el nivel más rápido, después de las negociaciones, la pareja constituyó un equipo del estudio de Dafa en su domicilio. Invitaban a muchos compañeros de la práctica a su casa para estudiarlo ante la imagen de Li Hongzhi, y celebraban reuniones de intercambios del estudio no periódicamente. Pasado un tiempo, se convirtieron en las figuras de élites del estudio entre los compañeros de la práctica, y le recomendaron a Zhang Yulian que era muy elocuente como instructora del sitio de instrucción. Cuando veía el éxito del estudio de Dafa, se sintió muy alegre, estimuló a mi esposo a apresurar la práctica, para que lograra la columna de la potencia e incluso la protección del Falun Gong.

Después de la práctica, a veces Zhang Yulian también sentía dolores de cabeza, espalda y piernas, y sufría la fiebre, pero nunca no tomaba medicinas ni tratamientos médicos. Como su enfermedad estaba leve y tenía una buena capacidad de resistencia, siempre podía aguantarla, creía que había conseguido la purificación del maestro y el ye se había eliminado más o menos.

Sin embargo, la salud de Xu Xixian no estaba mejorándose obviamente, tampoco lograba grandes progresos. Aunque todos los días insistía en la práctica y el estudio, su enfermedad de hígado se iba empeorando en vez de mejorarse, porque no tomaba medicinas ni se cuidaba bien en un largo plazo, se había adelgazado mucho. Xu Xixian siempre se sentía agotado, no tenía apetito y buen semblante. No podía aguantarlo más, muchas veces Xu manifestaba que quería ir al hospital. Fascinada por el Falun Gong, Zhang Yulian, se lo impidió. Le echaba la culpa de su no sinceridad, mientras que le instruyó: "La enfermedad sólo es un fenómeno superficial producido por el aire impuro echado, que significa que las células están sustituyéndose por las substancias de alta energía, después de que el maestro le realice toda la purificación, tu cuerpo será de buda e inmortal. Si te sientes indispuesto, es el resultado del ye, cuando estás débil, será fuerte, en cambio, cuando estás fuerte, escapará naturalmente. Mira, ¡qué buena la salud que tengo! A lo mejor, es una prueba que el maestro te haga." Al oir las palabras de la esposa, Xu se sintió muy avergonzado por el Dafa, creyendo que estaba a punto de lograr la perfección, por lo que desdeñaba la enfermedad y apresuraba la práctica, en la ocasión, Zhang Yulian estaba imbuida de estudiar el Dafa y ascender al nivel, en su mente vivendo soló para la práctica.

Después de unos años de la práctica, la salud de Xu se empeoró mucho más, estaba en los huesos, andaba bamboleándose, cada vez que subió al quinto piso, tenía que descansar varias veces. Aún así, estaba muy convencido de que además del ye que le estaba eliminando el maestro, su vida anterior también lo quedaba. Zhang Yulian le elogiaba mucho por esa idea. Con apoyo y estimulación de la esposa, Xu estaba más convencida de que su indisposición era el indicio de la protección del Falun Gong.

Como no recibió tratamientos médicos en un largo plazo, Xu presentó la hidropesía abdominal poco a poco, el síntoma se quedaba desde leve hasta en la forma del abdomen de rana, tenía la dificultad de respirarse, a veces sentía asco, siempre quería vomitar, su semblante parecía pálido y caminaba difícilmente, pero estaba muy obstinado en negarse a tomar medicinas e inyecciones, continuaba concentrándose en la meditación, practicando el Falun Gong y estudiando el Dafa, tenía muchas ganas de eliminar el ye del abdomen hinchado. Cuando los hijos regresaron a casa, se sentían muy sorprendidos, le persuadía a recibir tratamientos médico en el hospital, pero la pareja no les hicieron caso, se negaron a ir al hospital. Los hijos se preocuparon mucho por eso como si hormigas estuvieron en el sartén caliente, pero no tenían ningún remedio.

El estudio y la práctica del Falun Gong en un largo plazo le hicieron a Xu Xixian anormal, con rostro inexpresivo y ojos apagados. Cuando decía: "el mundo humano sólo es un hotel de las personas, los practicantes abandonarán el cuerpo tarde o temprano", los hijos se quedaron muy estupefactos.

La salud de Xu se iba peor cada día, pero él y su esposa no se sentían preocupados, considerando que disfrutaban de la protección del maestro, no les sucedería nada. Todos los días ofrecían inciensos, hacían una reverencia arrodillándose y tocando el suelo con la frente, se concentraban en la meditación y estudiaban el Dafa, no perdieron ningún proceso. Por fin, negándose a tomar medicinas y tratamientos médicos durante más de 4 años, Xu no pudo aguantar más, en abril de 1999, un día, después de concentrarse intensivamente en la meditación, se desmayó en casa, nunca se despertó más, falleció a la edad de 64 años.

Después de que murió Xu, Zhang Yulian no aceptó la realidad de la muerte de su esposo. Leída el libro "Zhuan Falun" decenas de veces, sin la menor vacilación, estaba muy convencida de que las palabras de Li Hongzhi: "la vida real de una persona es el espíritu original, cuando miramos de un alto nivel, aunque murió la persona, su espíritu original nunca desaparecerá", considerando "los practicantes tiene muchos cuerpos de vida", y que la supuesta muerte del esposo sólo significaba "el espíritu original se aparta del cuerpo cuando se concentra en la meditación", era un fenómeno falso en el mundo humano, y su espíritu original que protegía el cuerpo todavía vivió. Siempre que se velara bien al difunto, el maestro ayudaría al esposo a resucitarse.

No se sintió aterrorizada, ni siquiera lo avisó a los hijos y familiares en primer lugar. Puso el difunto de su esposo extendido en la cama, lo visto una nueva ropa, y dejó el "Zhuan Falun" cerca de su lado. Estaba convencida de que el cuerpo del maestro lo protegería para devolver su espíritu original. Zhang Yulian ofrecía inciensos y hacía una reverencia arrodillándose y tocando el suelo con la frente ante la imagen de Li Hongzhi, mientras tanto murmurando rogaba que se reviviera. Elegió la hora de medianoche para ofrecer inciensos y hacer una reverencia arrodillándose y tocando el suelo con la frente ante la imagen de Li Hongzhi, con el fin de dar la bienvenida a su esposo, soñando que se volviera el alma. No dormía ni comía nada durante tres días y noches consecutivos, sólo se velaba al lado del difunto. Sin embargo, no se despertó su esposo por mucho que hiciera. Si no regresó el hijo, no se podía saber qué hacería los actos insensatos Zhang Yulian.

  
 Artículos Relacionados
 
Contáctenos: es@kaiwind.com  Acerca de Nosotros
Copyright © Kaiwind