中文 | BIG5 | Español | Français | Deutsch | Русский | 日本語 | 한국어 | English
Beijing Time:  
 
Un ataque con bomba fabricado por un miembro de Falun Gong (con fotos)
2011-10-09  Origen: Kaiwind  Autor: Jin Jun    

El 5 de abril de 2000, miles de ciudadanos y turistas afluyeron a la Plaza Tian'anmen, quienes con sus inmensos respetos y admiraciones llegaron al Salón Conmemorativo al Presidente Mao, depositando ofrendas florales a este difunto líder del país y expresando el pesar.

A las 10 de la mañana, al lado del número 44 farol del este de la Plaza, un individuo de aspecto sospechoso de edad madura llamó la atención de los policías armados de guardia.

 

El sospechoso detenido Li Haifeng

Los policías le interrogaron conforme a la ley. Durante el proceso de la interrogación, el hombre se volvió de repente, sacó un encendedor y lo encendió. Lo sometieron con agudo de vista y ágil de manos, y en el acto aprenhendieron 4 bombas desde su cuerpo. Gracias a la vigilancia de los policías armados de guardia, se evitó un estremecedor ataque con bombas.
 

Bombas aprehendidas desde Li Haifeng

¿Quién fue? ¿Por qué intentó fabricar un ataque con bombas en la Plaza Tian'anmen?

A través de la investigación, dicho hombre se llamó Li Haifeng, nació el 14 de julio de 1949, de la etnia Han, con un nivel de estudio de enseñanza primaria, trabajador de la Mina de Carbón de Liujiang de la ciudad de Qinhuangdao de la provincia de Hebei, y vivió en la aldea Houshihe, pueblo de Chapeng, distrito de Funing, provincia de Hebei.

En abril de 1998, con el fin de fortalecer la salud, Li Haifeng empezó a practicar el Falun Gong. Sentía mucha adoración a Li Hongzhi, siempre leía libros de Li Hongzhi, tales como "Zhuan Falun" y practicaba el Falun Gong. Poco a poco todos los días sólo lo estudiaba y practicaba, no veía la televisión ni leía los libros fuera del Falun Gong.

En julio de 1999, el gobierno chino prohibió el Falun Gong según la ley. Li se sintió muy odioso por la decisión gubernamental. Aunque los amigos y su esposa le persuadían muchas veces de que dejara de practicarlo más, no les hizo caso, quería reclamar el derecho de Falun Gong.

Li Haifeng contó: "Tenía la obsesión de ser buda e inmortalidad, no se preocupaba por los parientes ni la familia". "Mi mujer llevó 30 años compartiendo alegrías y penalidades conmigo y me aconsejó con insistencia. Para seguir practicándolo, le planteó a divorciarse. Al saberlo, en aquella noche mi esposa lloró tanto que padecía del choque cinco veces. Para consolarle, dije que no lo practicaría más, pero no abandoné la idea, y continuó practicándolo como antes."

Alrededor de la Fiesta de Primavera de 2000, como fueron sospechosos por que organizaran y utilizaran la secta para destruir la aplicación de la ley, la policía adoptó las medidas coactivas a varios practicantes del Falun Gong del pueblo de Funing. Este suceso le afectó mucho. Li dijo: "En abril de 2000, creía que no podía practicarlo más, no tenía futuro, tampoco lograría la perfección. Me mantenía mucho hostil al gobierno, quise reclamar al gobierno el derecho del Falun Gong, e incluso fabricar unas influencias internacionales en el gobierno, por eso llegué a los extremos."

A la madrugada del 5 de abril, Li Haifeng ató cuatro bombas en la cintura, las cuales fueron robadas desde la Mina de Carbón antes, llevándose un encendedor y unos papeles escritos tanto "Es bueno el Falun Gong" como "Protesta contra la prohibición del Falun Gong", llegó a la Plaza Tian'anmen.

Li confesó: "Quiero tomar esta manera extrema, en este lugar donde pudiera llamar la mayor atención, para sacrificar la vida por el Falun Gong."

Afortunadamente, los policías armados de guardia en la Plaza Tian'anmen impidió a Li, protegió a las vidas de las masas populares.

El 10 de octubre de 2000, Li Haifeng fue condenado a 8 años de prisión a causa del crimen de bombas por el Tribunal del Distrito de Dongcheng de Beijing.

A través de las ayudas sociales, Li Haifeng reflexionó mucho su acto. Dijo: "¡Qué malvados mis actos! Ahora lo recuerdo como si hiciera una pesadilla. Gracias a los policías armados de guardia en la Plaza Tian'anmen, ellos salvaron mi vida, si no fueron ellos, moriría y no existiría mi esqueleto antes. Incluyéndome, el Falun Gong cometió muchos asesinatos. Al recordar mis actos, ¡siento tan vergüenza!"

El 4 de octubre de 2006, Li fue excarcelado después de cumplida la sentencia. En la actualidad, lleva una vida feliz y libre en su pueblo natal, Funing.

  
 Artículos Relacionados
 
Contáctenos: es@kaiwind.com  Acerca de Nosotros
Copyright © Kaiwind