中文 | BIG5 | Español | Français | Deutsch | Русский | 日本語 | 한국어 | English
Beijing Time:  
 
Dedicarse a la ¨práctica¨ que por fin provocó la locura (foto)
2015-02-20  Origen: Kaiwind  Autor: Shao Yongan    

  

Chen Jinhai estaba caminando en la carretera con las ropas atragadas desde patios de otras personas en la espalda 

Me llamo Shao Yongan, director del pueblo de Huanyuanba (ahora con nombre de Wulidian) del condado de Nanzheng de la ciudad de Hanzhong de la Provincia de Shanxi. Hoy les cuento la historia real de un aldeano nuestro Chen Jinhai que se volvió loco después de empezar a practicar el Falun Gong. 

Chen Jinhai, masculino, con 58 años y se graduó de la escuela secundaria. Tenía una familia muy feliz de 3 personas que daba envidia. Luego con las tragedias de la familia ahora sólo se queda el hijo (ya casado). Se considera como una persona con mucho conocimiento aunque sólo tenía el diploma de escuela secundaria, porque en aquella época mucha gente no sabe leer. Fue contador de la aldea en la época de gran grupo y luego después de la aplicación de la política de contratación de tierra, estableció una planta de procesamiento de arroz y harina, además contrató un estanque para criar peces. Se encargaba de la planta y su esposa, del estanque. Aunque no era muy rico, llevaban una vida muy feliz y era la familia feliz en ojos de los demás aldeanos. 

Un día de junio de 2004, cuando estaba acabando el trabajo del día y estaba preparando a cerrar el local, de repente se dio cuenta de que detrás de la puerta había una bolsita amarilla. En aquel entonces no había nadie alrededor. Pensé que algún cliente descuidado se lo había dejado aquí y la cogió y puso encima de la mesa. Curiosamente nadie vino a recoger la bolsa pasados más de diez días, por eso preguntó a mucha gente pero nadie la reconoció. 

Un día con mucha lluvia, en la planta ni había trabajo. Estaba un poco aburrido y se le ocurrió saber qué estaba dentro de la bolsita. La abrió y descubrió un libro titulado Zhuan Falun y unos volantes de propaganda. Por curiosidad empezó a leer el libro y poco a poco se enganchaba a lo que dice Li Hongzhi en el libro, como ¨El Falun Gong es el budismo más supremo¨, ¨hacer el bien¨. Al mismo tiempo fue engañado por el paraíso descrito por Li Hongzhi, donde tiene lo que quiera, la casa y los árboles son de oro después de la satisfacción. Por eso cuando tenía tiempo empezaba a leer el libro.  

Un mes después, un hombre y una mujer vinieron por él. Misteriosamente le preguntaron si últimamente estaba leyendo un libro, y Chen Jinhai dijo que sí. Bajo sus instrucciones, Chen Jinhai empezó a hablar de la experiencia de lectura, por fin ese hombre dijo que en realidad se la habían dejado con intención porque se veía que Chen Jinhai era una persona muy buena y se la dieron la oportunidad que no la tuviera cualquiera. Luego le dieron materiales impresos indicándole que eran el clásico de Li Hongzhi. 

Desde entonces, Chen Jinhai leía el libro por muy ocupado y cansado que sea durante el día. Algunas veces aprovechaba el hueco en la fábrica para leerlo. Poco a poco se concentraba completamente en la práctica de Falun Gong. No atendía con buena actitud a los clientes, para los que no tubieran gran cantidad de demanda, ni siquiera los atendía porque creía que se ganaba poco. Perdió el entusiasmo de trabajo y el negocio se empeoraba. 

Antes cuando se cerraba la fábrica, todos los días ayudaba a su esposa en el estanque, sin embargo desde que empezó a practicar el Falun Gong, iba cada vez menos veces al estanque, luego no iba. Cada vez que volvía su esposa del trabajo pesado, lo encontró copiando los clásicos o leyendo el Zhuan Falun. Su esposa le persuadió que dejara de creer en estas cosas, siempre dijo ¨El Falun Gong es el gran Fa del mundo, una persona lo practica y toda familia se beneficiará, te ayudo a llevar la vida más feliz como los dioses.¨ ¨Empiezo a practicar el Falun Gong demasiado tarde, tengo que poner más esfuerzos para recuperar los tiempos perdidos.¨ 

En noviembre de 2004, el hijo de Chen Jinhai se casó, sin embargo se presentó por la mañana y se desapareció por la tarde a practicar el Falun Gong a escondidas. 

Una noche de agosto de 2005, hacía un tiempo muy sofocante. Además su esposa estaba enferma y se tumbaba en la cama ya por unos días. En este tiempo, es muy fácil que los peces mueren por falta de oxígeno, por eso su esposa le recordó a su marido que mandara la máquina de oxígeno al estanque para dar más oxígeno a los peces. Pero su marido dijo ¨No pasa nada, soy el discípulo de Falun Gong y tengo la protección del maestro, esta desastre no nos tocará nunca.¨ Lo que no imaginaba es que todos los peces ya habían muerto flotando encima del estanque la mañana siguiente, así que se arruinaron todos los ahorros acumulados de muchos años. 

Debido al mucho trabajo pesado y el desastre que habían tenido, se enfermó y tuvo síntomas de vómito de sangre de vez en cuando. Los parientes y amigos le persuadieron que se la llevara al hospital para que la hicieran un tratamiento, pero dijo ¨Mi esposa tiene muchos karmas acumulados, el hospital para la gente normal no le sirve y el maestro le va a curar su enfermedad.¨ De esta manera, el tratamiento de la enfermedad de su esposa se retrasaba mucho. 

Durante la Fiesta de Primavera de 2006, cuando la gente se ahogaba en la felicidad del año nuevo, su esposa murió en su casa. Hasta hoy no se sabe qué enfermedad tenía su esposa. 

En abril de 2008, por la presentación de los demás, se casó otra vez. Su nueva esposa le lavaba ropas y hacía la comida, por eso se dedicaba días y noches a la práctica de Falun Gong. Con el paso de tiempo, la gente se daba cuenta de que andaba un poco anormal en su pensamiento. Por muchas veces en pleno día preguntó a su esposa ¨¿Por qué no te duermes ya es muy tarde?¨ Algunas veces decía a sí mismo, llorando o riendo. Cuando se encontraba con alguien, se lo decía que ya se había convertido en el dios. 

En 2009, Chen Jinhai ya estaba completamente loco, con la ropa de monje, un sombrero roto de hierbas y unos zapatos amarillos de goma, ataba su pierna con telas como si fuera un soldado. Andaba todo el día loco por todas partes. Algunas veces salió de repente en la celebración de casamiento de otras personas y levantó la mesa de comidas, destruyendo así el buen humor de todos. Atragó la comida de los demás cuando tenía hambre. En el camino y en la puerta de la escuela golpeó a los alumnos, también golpeaba a quien se encontrara en el camino, sean ancianos o niños. Por eso la gente se alejaba de este loco y lo temía miedo. Comparando con el hombre de antes que era honesto, ya hay mucha diferencia. Debido a su enfermedad mental, su esposa estaba muy deseperada y volvió a la casa de sus padres en Sichuan. Además su hijo no quería recogerlo en casa porque tenía miedo de que le hiciera daño a su propia esposa. 

Ahora por practicar el Falun Gong Chen Jinhai se ha convertido un hombre loco y pobre. 

  
 Artículos Relacionados
 
Contáctenos: es@kaiwind.com  Acerca de Nosotros
Copyright © Kaiwind